«Invisibles», es el nombre de la campaña que ha puesto en marcha la Diputación Foral de Gipuzkoa, que tiene como objetivo encontrar 60 familias de acogida para los niños que, por distintas razones, no pueden crecer en su propia familia y, por eso, necesitan una de acogida.

Actualmente 414 niños, niñas y jóvenes viven en familias de acogida en nuestro territorio. Estas familias son una protección importante para los menores que viven situaciones muy difíciles. Con esta nueva campaña se busca conseguir más familias que les puedan acoger en sus hogares.

El programa de acogimiento familiar de la Diputación Foral de Gipuzkoa cumple que este año 31 años y lo protagonizan las propias familias de acogida, las niñas y niños, padres, madres, hermanos y hermanas; así como las familias que forman parte del proyecto Izeba.

Hay niños y niñas que necesitan una familia de acogida y hay varias formas de ayudar. A través del proyecto Izeba, por ejemplo, las familias toman el papel de tíos y tías, como apoyo a los procesos que vive cada menor en acogimiento residencial. 

Todas las familias de acogida reciben la ayuda y el apoyo necesarios: tienen un equipo de profesionales que realizan el seguimiento del acogimiento, esos profesionales van tomando las decisiones necesarias para el bienestar de la familia y de la persona menor, y reciben también, una ayuda económica para todos los gastos habituales, incluso ayudas especiales que se estudian en cada caso.

invisibles-Diputación foral de Gipuzkoa_familias de acogida

más información

A continuación os dejamos una entrevista que se ha hecho a algunas familias de acogida, que nos cuentan su experiencia: